Chile es mucho más que un paraíso natural de contrastes extremos tal como desierto y glaciares. El país ofrece además una educación superior de calidad y tanto las universidades como los estudiantes tienen un gran interés en la internacionalización.